23 mar. 2011

Cazando a Desirée Delgado

Mañana en clase de fotografía debo de analizar la trayectoria de un fotógrafo. Decir porqué me gusta, porqué lo he elegido y presentárselo a mi profesora Susana y a mis compañeros de Revelarte. Tras mucho pensar en el formato con el que presentar mi trabajo, creo que esta es la más personal y, por tanto, la que mejor encaja con mi personalidad -valga la redundancia-.

Dicho esto, estáis delante de mi trabajo jejeje

Os presento a Desirée Delgado:


Admiro a muchos fotógrafos y fácilmente os podría haber hablado de Mario Testino, Enrique Oliver, Annie Leibovitz, los chicos del Marco Rojo o incluso Adele Enersen.

Pero cuando vi que tenía que hacer un ejercicio donde hablar de uno de ellos, sólo pensé en Desirée.

La he escogido por cercanía en edad. Porque le gusta leer tanto o más que a mí -y los mismos libros-, porque al leer su bio veo muchos paralelismos. Pero, sobretodo, porque cuando veo sus fotografías veo pasión, dedicación, esfuerzo, magia. Porque creo que es capaz de personificar los mundos que soñamos cuando nos perdemos entre las líneas de un libro.

Íntimo y personal
Desirée asomó la cabecita en el 85 en Madrid, y ya temprano -sólo 7 añitos- ilustraba sus sueños en el papel.
Sus fotografías tienen una característica y es que parecen ilustraciones.
En octubre del 2008, por su cumpleaños, le regalaron una cámara réflex y se propuso aprender a manejarla con un proyecto: 365 días.
Como su nombre insinúa, consistía en realizar una autorretraro cada día y subirla a la red. El éxito fue seguido por miles de personas.
En marzo del 2010 fue elegida para incluir su trabajo en el libro Cazadores de Luz, de la editorial Alhena Media y es aquí donde mi camino se cruza con el suyo.
Y esta la foto:


Una vez hechas las presentaciones... os adjunto una entrevista que Desirée ha accedido a soportar.

Entrevista
Antes de empezar muchísimas gracias por prestarte a la entrevista. Es muy amable de tu parte. Una vez dicho esto, vayamos al tercer grado...

Mai: Elegida Cazadora de Luz (que fue donde te encontré), profesora en talleres y tus obras han sido portada de libros, anuncios... ¿Has pasado por algún curso para llegar hasta aquí? O, como voy intuyendo, ¿eres nata?

Desirée: En cuestión de fotografía, soy totalmente autodidacta. No he hecho ningún curso académico. Todo empezó en 2008, cuando me regalaron una Nikon d40. Quería aprender a usarla y decidí realizar un proyecto “365 días” en Flickr. Así comencé a aprender. Eso sí, he de aclarar que dibujo desde los 7 años y he estado en muchas clases, talleres e incluso en estudios de pintores. Por lo que muchos conceptos de composición, luces, color y demás ya los tenía aprendidos de antes.

M: ¿Qué equipo usas?
D: En la actualidad mi cámara es una Nikon d300s y de objetivos tengo el 18-55 del kit, un 50mm 1.8 y un 35mm 1.8. A parte también algunos flashes de strobist, softboxes, paraguas, fondo de estudio y demás. Aunque nada demasiado destacable, mi equipo es bastante humilde, la verdad.

M: ¿Cuáles son los preparativos típicos antes de una sesión?

D:Obviamente la idea es lo más importante y es en lo que más se tarda. Luego depende de qué tipo de fotografías vaya a realizar, necesito mas material o no. De todas formas no suelo complicarme mucho la vida, si puedo siempre hago mis sesiones con luz natural. Normalmente con tener la batería cargada, el trípode a mano y el reflector, es suficiente.


M: ¿Y la post producción? ¿Qué software usas habitualmente?
D: Siempre he usado Photoshop. Ahora estoy con el CS5.

M: Sabes que, últimamente, el photoshop es odiado y amado a partes iguales, pero tus retoques son más artísticos que correctivos. ¿Estás a favor?
D: Obviamente estoy a favor. Para mí, el Photoshop es un aliado y no un enemigo. Simplemente hay que usarlo con sentido común, dependiendo de la fotografía y de lo que quieras mostrar en ella. Si la fotografía va a salir en un periódico, es obvio que realizar un fotomontaje es absurdo, ya que se supone que hay que mostrar la realidad tal como es. Todo lo contrario a la fotografía artística en la cual puedes hacer lo que te venga en gana con total libertad, como al pintar un cuadro. Puedes crear un mundo nuevo gracias a Photoshop. Sin embargo en la publicidad, aunque se admiten ciertas licencias, es un tema peliagudo, ya que la finalidad es vender un producto, aunque se mienta sobre él. De ahí que siempre se diga que las fotos de belleza, modelos, y demás, son engañosas. En este caso, el éxito siempre está en usar el Photoshop con cabeza y sin cruzar ciertos límites.


M: ¿Qué tema es tu favorito a la hora de disparar? ¿Retrato? ¿Paisaje?...
D: El retrato es mi fuerte, creo yo. Al menos es lo que más me gusta.

M: ¿Qué intentas transmitir en tus capturas? ¿Te sientes satisfecha cuando ves el resultado?
D: Para mí es muy importante que cada imagen contenga un peso conceptual o emocional. Todo es mucho más fácil tanto para mí como para el que la contempla, si siente algo. Existen multitud de fotografías realizadas con una técnica insuperable, pero que finalmente las ves y resultan insulsas, no se te graban en la mente. Es lo que intento evitar a toda costa. En mi opinión una fotografía es buena cuando la miras y provoca una reacción, aunque técnicamente no sea correcta. Cuando lo consigo, es cuando estoy satisfecha.

M: Si estoy haciendo esta entrevista es porque me hicieron elegir a un fotógrafo que me inspirara. Te elegí a ti. ¿A ti quién te inspira?
D: Buf! A mí me inspira todo. Una canción, un cuadro, un libro, una película… Encontrar la inspiración en todo lo que te rodea es un punto siempre a favor. Mi madre siempre me decía desde pequeña “tienes que ser una esponja” y eso intento hacer cada día. Aun así hay grandes artistas a los que admiro mucho. Annie Leibovitz es mi favorita internacional y Eugenio Recuenco de nuestro país.

M: Tu proyecto de 365 days fue seguido por miles de personas. ¿Cuál es la niña malcriada? ¿Qué foto es tu favorita?
D: “Prayers of the Goddess Gaia” es mi buque insignia del proyecto. A raíz de esa fotografía todo cambió, y fue cuando la gente a mi alrededor la vio y empezó a decirme: “hey, tú vales para esto”. Además siempre que la miro me ofrece paz y serenidad, algo que sentí durante su creación. Quizá por eso siempre será especial.


M: ¿Qué cinco consejos puedes dar a quienes quieren capturar momentos?
D: Buf madre mía. No soy muy dada a darlos la verdad, a mi parecer llevo muy poco tiempo en esto como para aconsejar a nadie. Pero bueno, ahí van:

1) Ver muchas, pero que muchas, muchas fotos. Y sobre todo las de los grandes profesionales y artistas. Para mí es casi un lema, yo con total seguridad paso más tiempo viendo fotos que disparando. Es la mejor manera de entrenar el ojo, aprendes a diferenciar donde está la calidad en una imagen.
2) Ser una esponja, como he dicho anteriormente. Cualquier cosa puede inspirarte, por lo que hay que estar con la mente entrenada y al tanto de todo. Quizá el 365 días me ayudó mucho en este aspecto. El tener que realizar un autorretrato cada día ¡hace que tus neuronas echen humo!
3) Dispara y analiza. Nunca dispares al azar, y aunque tengamos la posibilidad de hacer una infinidad de fotos en nuestra tarjeta de memoria, intenta pensar las cosas: cómo lo haces y por qué de esa manera y no de otra. Analízate a ti mismo. De esta forma, la próxima vez en vez de hacer 30 fotos para conseguir lo que quieres, solo necesitarás 10. Y luego 5, y luego…
4) No obsesionarse con la técnica: tener una mejor cámara, no te hace mejor fotógrafo. Hay que estar siempre al pie del cañón. Porque tener un gran equipo no te hace tener mejor ojo fotográfico… Tu ojo sigue siendo el mismo.
5) Creer en ti mismo. Puede sonar a tópico, pero esto es algo esencial tanto en la fotografía como en cualquier cosa que vayas a realizar en la vida. Tener fe en lo que haces hará más enriquecedor el resultado.

M: Para finalizar, un par de preguntas más personales. Es decir, puedes contestar o no.
¿Cuándo te vienes a Valencia a impartir un taller? (¡¡Yo me apunto!!)
D: Aún no me ha invitado nadie de por allí, así que no puedo contestarte a eso. (Nota de Mai: Nada... tendré que planear algo)

M: Si alguna vez consigo publicar algo, ¿cuento contigo para las portadas, no?
D:Claro!!



Agradecer, una vez más, a Desirée su tiempo, su amabilidad y su trabajo.

Ahora os dejo unos enlaces para que disfrutéis mucho más su trabajo:
Desirée Delgado Portfolio
Flickr Desirée Delgado


EDIT: Por cierto, Des ha maquetado ella misma su libro 365 days, donde reúne todas las fotografías del proyecto. Se puede adquirir AQUI
Y mi cumple es en junio, por si no sabéis qué regalarme jejeje :P

3 comentarios:

Rhea dijo...

ME encanto... no la conocía y me has abierto una puerta más a la creatividad. Gracias

Mai dijo...

Me encanta que te encante :)
Besitos!!

Llorch dijo...

Una entrevista molt interessant. ^^