9 may. 2011

Creación de personajes

Hace ya algunos días que no escribo pero es por una buena razón: Estoy escribiendo. ¿Y qué pasa cuando te sientas y decides darle forma a tu historia? Pues que una cosa es la idea y otra muy distinta es pelearse con ella.
Y digo pelearse porque hace unos años leí que escribir era como el boxeo... no recuerdo cómo sigue la frase ni quién la dijo, así que por favor: ¡Iluminadme!

Bueno, a lo que iba. Viene la musa, nos toca y se va. Pero no se va como Pedroporsucasa. No. Ella se va con estilo: "Ale majete, ahora a currar. ¡Que te cunda!"
Te quedas sol@, con tu idea y tu página de word, u openoffice, abierta y en blanco.

Cada uno tiene su método de trabajo. Los hay que se hacen esquemas, los hay que improvisan sobre la marcha. Los hay que lo tienen que tener TODO atado y los hay que dejan a sus personajes libres...
¡Ay los personajes!

Carmen Posadas le recomendó a su hermano, cuando éste le dijo que iba a escribir una novela, que hiciera un taller de creatividad. Nunca he creído en esas cosas, pero después de leer la entrevista, me decidí a hacer uno.
Admito que aprendí muchísimo y me lo pasé genial imaginando historias de las cosas más inhóspitas. Pero nunca tenía que profundizar en los personajes -toda una ventaja en aquellos momentos-.

Pero terminó el taller, terminó el trabajo y por supuesto la facilidad de gastarte pasta a diestro y siniestro. Entonces seguí el consejo de mi compi Tanière y me leí un libro de creación de personajes. También me ayudó mucho pero al final he decidido seguir mis instintos y mis dictados y, como todos los escritores, diré eso de... "todos tienen un cachito mío"

Porque puede sonar a topicazo pero es verdad. Cada vez que creamos un personaje estamos convirtiéndolo en nuestra voz, le estamos dando algo nuestro... Por eso son como hijitos a los que no puedes querer más o menos.

Ahora me vienen a la mente aquel intercambio de emails con este alquimista donde hablábamos de Miguel y Eduardo y de cómo se le parecían o no.

Besotes creativos

Nota: La imagen es de google images. Si es tuya, me avisas y la quito

1 comentario:

Rebeca dijo...

Aunque no queramos todos los personajes llevarán algo de nosotros.Porque nos aprovechamos de ellos, para ser lo que no podremos ser.

Suerte con tu labor literaria.

Un abrazo grande, y un beso,

Rebeca.