4 may. 2011

Pregunta

¿Puede una persona enamorarse de otra sólo leyendo lo que escribe?

Ahí os lo dejo.

4 comentarios:

Rocío Carmona dijo...

Sí, desde luego que se puede, sobre todo si quien se enamora es, a su vez, un enamorado de las palabras. Lo malo de estas fascinanciones -quizá la palabra amor les viene grande- es que la literatura es fantasía y a menudo las frases fascinantes que desgrana un autor no se corresponden necesariamente con una personalidad... mm... fascinante.
A mí, desde luego, me ganan con cuatro frases bien hiladas escritas en el momento oportuno, aunque luego se lleva una unas sorpresas... ^_^

Rebeca dijo...

Encandilarse si, enamorarse no lo creo.Para enamorarse de verdad, hace falta más que unas simples palabras, que nunca se sabe del todo lo verdaderas que pueden llegar a ser.

Mi chico se enamoró de mí, por mi forma de ser, las palabras las conoció bastante tiempo después, así que como experiencia personal, diría que encandilan, no enamoran!!

Un abrazo wapa!

Rebeca.

Mai dijo...

Pongamos que por enamorarse, en esta pregunta, nos referimos a encandilar.
Lógicamente yo pienso igual :)

Rafa dijo...

"Nuestros ojos juntaron en miradas lo que en tu gesto elevó a mis sueños, las ensoñaciones difuminaron su rostro entre telas de tul y misterios, entre brumas y recuerdos, y los labios sonrieron animando a un paso que, certero, quedó negado en tus letras al escuchar mi te quiero".
(Creo que escribí esto con 13 ó 14 años. La encontré enl otro día, en la parte interior de la portada del libro de Bécquer, y pensé que venía al caso)

Ahora tengo 33, y ná, no creo que puedas enamorarte de alguien simplemente leyendo. Puede que ya hayas creado en tu corazón un hueco enamorado y busques, como un niño de primaria con un playschool en las manos, a la persona que encaje en dicho hueco, pero siempre será una ensoñación, una mentira.
El amor es una palabra muy grande, demasiado, y no nace hasta el paso de los años.
En cuanto a encandilar... no sé, creo que alguien puede despertar tu interés, caerte bien, hacer que desees conocer mejor a dicha persona, pero sin ninun transfondo sexual ni romántico.

Un abrazo, peque.