1 jun. 2011

COMO AGUA PARA CHOCOLATE

Mi cabeza, ahora mismo, es como una olla con agua hirviendo, con todos los ingredientes listos y, al parecer, alguien ha olvidado quitar del fuego.
Creo que si no plasmo pronto en una hoja todo lo que tengo, me va a estallar la cabeza.

Sé que llevo días sin dar muchas señales pero he tenido exámenes, y sigo teniendo, pero como me decían no hace mucho... es ponerse a hacer cosas y venir la inspiración. Así, de golpe, sin avisar. Si tenía los ingredientes, vino y me dijo cómo cocinarlos, la cantidad exacta, todo. Creo que me voy a volver loca.

Estoy como agua para chocolate. Además de novela y película, estar así, es estar a punto de estallar o de rabia o de amor. Y mis dos proyectos me inspiran ambas cosas.
Un amor que está despertando en mí desde hace años y una rabia inmensa por mis dedos... ¿¿Por qué son tan lentos??

Feliz escritura (a los noveles y a los alquimistas... y a ti que no te atreves a firmarme, a ti también :P)

7 comentarios:

Rafa dijo...

Ya sabes: dispárate!
Feliz escritura a ti también, nena n.n

Mai dijo...

Probando, probando... Este es un mensaje de prueba para ver si Lauri puede firmar.

losmundosdelala dijo...

Vamos a ver si Blogger deja de odiarme >.<

Te decía que espero que puedas sacar tiempo como sea para poder escribir tan bien como sabes, que tienes una hora de fans esperando :P

losmundosdelala dijo...

Yuju =D

Mai dijo...

Jajajaja, exagerada xD Pero me encantas!

losmundosdelala dijo...

Quise decir "horda", pero eso de "hora de fans" también mola, en plan "una hora de cola, como en el Salón" XD

[Bueno, en el Salón todos sabemos que son más, pero ya me entiendes :P ]

Rebeca dijo...

Disfruta de tu arte de crear. Lo que sentimos al dejarnos llevar acelerados por nuestra imaginación, es un placer infinito que nos hace desahogarnos y sentirnos mejor con nosotros mismos. Sólo quien lo experimenta lo conoce de verdad.
Así que exprime su diversión al 100%.

Yo también me he sentido infeliz a raíz de la muerte de mi abuela. Para ser más exacta desde el año 98 hasta el 07 que es cuando conocí a mi chico. Él me ha devuelto las sonrisas, las ganas de vivir y los sueños...

Al final va a ser cierto eso de que si existe el destino...;-)

Un beso gigantesco, gracias por tus palabras.