9 sept. 2011

UN CORAZÓN LLENO DE ESTRELLAS

Un relato sobre el poder ilimitado del amor

Título: Un corazón lleno de estrellas
Autor: Álex Rovira/ Francesc Miralles
Editorial: Aguilar
Año: 2010
Regalo de: Rebeca

El recorrido más hermoso
«Selonsville, 1946. La crudeza de un invierno largo y frío se resiste a abandonar la ciudad que se recupera de las heridas de la guerra.

En un orfanato Michel y Eri, amigos inseparables, contemplan desde el tejado el cielo nocturno. Ninguno de los dos sabe que, a la mañana siguiente, Eri no despertará. Ha entrado en coma profundo y los médicos son incapaces de encontrar una solución que le devuelva la vida. Sólo Michel podrá cambiar el destino de la niña guiado por los consejos de una sabia anciana. El pequeño tendrá que localizar a nueve personas y confeccionar con retales de su ropa un corazón. Pero para que éste funcione necesita encontrar el secreto del amor ilimitado, que se esconde en lo más profundo de su alma.»
Esto, más que una reseña, es un homenaje. Este libro llegó a mis manos gracias a Rebeca. Ella me lo mandó junto con unas palabras en la última página que, sinceramente, lo primero que pensé fue: «Me tiene idealizada».
Pero en cierta forma, todos idealizamos. Algún día averiguaré el porqué.

El libro lo devoré, como llevo últimamente haciendo, de una sentada. Soy incapaz de leer un libro a cachos. Necesito saber qué pasa, qué me voy a encontrar en la siguiente página. Supongo que eso sólo me pasa con los libros que me gustan (porque hay algunos que coleccionan polvo)
Eso sí, lo devoré llorando. A veces de ternura, otras de nostalgia, de tristeza, de emoción e, incluso, de orgullo. Sí, hubo un momento en que me sentí orgullosa de personas que ni siquiera conozco, pero que por un hecho me hicieron creer en la bondad humana (ando escasa de esa creencia)

En Un corazón... encontramos una historia de AMOR. Sencilla, que no simple. Un recorrido por los distintos tipos de amor (y a los que yo iba sumando... me falta vivir alguno, ¡cachis!) Una fabula que nos invita a vivir lo más hermoso y vivirlo cada día.

Y como yo soy una alumna muy aplicada, voy a seguir con la lección. Mi ejemplar estuvo en manos de Rebeca y, ella, me lo regaló. No, no lo voy a regalar. Este es mío (vaya alumna, ¿eh?) Pero sí que lo voy a prestar a dos personas en concreto. Una lo leerá seguro, el otro lo tengo más difícil (aún espero a que lea Jane Eyre) Porque libros como este hay que compartirlos. Como la felicidad. Como el amor.

Momentazo:
Cuando Michel está en busca del amor romántico y descubre cómo es (jejeje)
Frase: Aunque pueda parecer curioso, ninguna elegida por los autores para destacarla. Mi frase es, «...la felicidad es tan sencilla como el rayo de sol que nos ilumina ahora mismo.»
Lo mejor: Que te dan ganas de ir por ahí recortando estrellas para salvar corazones.
Lo peor: Lo que he tardado en encontrarme con él.

¡Qué se me olvida! ¿Para quién va dedicada esta reseña? Pues para ese nombre que ahora forma parte de mi vida. Para esa alma telepática que encontré gracias a mi otra alma gemela. Para mi amiga Rebeca.

Escuchando: Hasta el fin del mundo - Jennifer Peña.

3 comentarios:

Rebeca dijo...

Me alegro de que te gustase mi regalo. Aunque no sé por qué sabía que te encantaría...
Cuando lo leí me cautivó, y en la nueva aventura que vas a emprender te vendrá muy bien.

Este libro debería ser leído por todo el planeta...hay igual que "LA ÚLTIMA RESPUESTA" de Alex y Francesc también. Nos iría mucho mejor...El mundo sería más humano.

Dominaría más el amor, y no la destrucción.

Muchas gracias por dedicarme la entrada.

Un beso gigante.

Rebeca.

P.D. No sé si te idealizaré o no, lo que si sé, es que muy pocas personas (que no sean de mi familia), han hecho por mí en mis 25 años, lo que tú estás haciendo.

Mai dijo...

«La última respuesta» ¡Me lo apunto!... Francesc tiene otra fan incondicional :)

Besos

Rebeca dijo...

Pues si los tuyos han dejado de hablarte, será porque o ya han terminado de decir todo. O están buscando la mejor manera de decirte las cosas de nuevo.

Callados del todo no se van a quedar, no lo hacen nunca.Aunque a veces permanezcan enfadados, en silencio, durante algún tiempo...siempre regresan, cuando menos los busques, aparecerán.