22 ene. 2012

DE VALOR Y RAPAPOLVOS

Soy una cobarde.
Perdón. SOY UNA COBARDE. Así, en negrita y todo. Por si a alguien le quedan dudas.

Esta semana, una de mis profes literarias, escribió sobre la valentía del escritor. Podéis leer el post AQUÍ. En su entrada, incita al escritor (aquel que escribe) a que escriba sin miedo a cagarla. Ella lo dice más finamente. Permitidme que yo no.

Pero, aunque su texto me hizo meditar, no ha sido hasta hoy, que he recibido un rapapolvo, que me he dado cuenta de que soy una cobarde (pedazo subordinadas que me gasto).

Hoy, Beka, me ha mandado un email.

¿Conocéis esa sensación de cuando os pica la nariz porque estáis a punto de llorar? Es un cosquilleo que se posiciona en tu cavidad nasal. Lo hace de manera descarada. Con alevosía, diría yo. Se te humedecen los ojos, respiras hondo y entonces, ¡zas! ¡Aparece! Es cuando te hace cosquillas y se produce el milagro: sonríes.

Pues eso me ha pasado a mí con el rapapolvo que Beka me ha echado. De hecho, iba acompañado de sentencia. Una firme, clara, directa, punzante: Tienes miedo.

Sí, lo tengo. Y sí, sé que tener miedo no es malo y no significa que sea cobarde... pero, seamos sinceros, lo soy. Porqué tendría que mentiros. Sólo soy unas palabras perdidas en un mundo binario. Soy, como dice mi profesor de Didáctica, de otro planeta (a modo de piropo, claro)

Y me da rabia. Porque no puedo evitar leerla y darle la razón.

No basta sólo con soñar o con «querer ser».
Va siendo hora de que me lo curre.
Va siendo hora de que me despierte y escriba de una puñetera vez.

Hagamos un trato: A partir de hoy me lo curro. Me esfuerzo en dejar de ser cobarde. A cambio, dadme un tirón de orejas de vez en cuando. Lo voy a necesitar.

¡Besos valerosos, cazadores!

5 comentarios:

Rebeka dijo...

Yo estaré aquí siempre para recordarte lo que eres y lo que transmites. Para darte un buen tirón de orejas cuando te haga falta!!

ESCRIBE!!;-)

Sé que algún día perderás esos miedos y entonces no habrá quien te pare!!Y eso me encanta!!

Este mundo necesita más personas como tú Mai!

Mil besos cuánticos amiga!!

Miss Whoever-You-Are dijo...

¡ESCRIBE!

No me cansaré de decírtelo :P

Lady Dragón dijo...

¿Y no es acaso la valentía enfrentarse a los miedos? ¿No es acaso hacer un pacto con uno mismo y decirse, tantas veces como haga falta, "este miedo no va a poder conmigo?
Cobarde es quien no se enfrenta al miedo. Valiente quien lo hace, aunque esté aterrorizado.
Y escribir, comprometerse con la propia escritura da miedo. Cómo no va a ser así si es comprometerse con ahondar en todo lo que llevas dentro y sacarlo a la luz para que otros lo lean.
En esta entrada, yo no leo precisamente a una cobarde ;-).

Mil besos,
Inés

Mai dijo...

Gracias a las tres. Por vuestras palabras, por vuestros ánimos...

Mil besos,

Mai

Veritas dijo...

Pues a mí me pareces muy valiente, por reconocer tus limitaciones e intentar superarte a ti misma. Me gusta lo que leo y espero, que algún día, nos dejes leer alguna de tus historias por aquí. Estoy segura de que me encantarán :)