9 ene. 2012

EL MUNDO AMARILLO


Título: El mundo amarillo
Autor: Albert Espinosa
Editorial: Random House Mondadori
Año: 2007

La vida de Albert Espinosa cambió cuando tenía 13 años de edad: le diagnosticaron un cáncer; con 14 años le amputaron la pierna izquierda, a los 16 le quitaron el pulmón izquierdo y a los 18 le extrajeron parte del hígado. Su enfermedad le enseñó que morir no es triste, que lo triste es no vivir.
«Siempre me pareció interesante escribir un libro sobre lo que me enseñó el cáncer y cómo eso se puede aplicar a la vida diaria. Me pareció que ahí había un buen libro. Y eso es lo que os intentaré contar en El mundo amarillo. Este no es un libro de autoayuda, no creo mucho en la autoayuda. Es tan solo un libro donde recojo experiencias que me han servido.»
Sinopsis de La Casa del Libro

Como podéis comprobar, ahora, dejo reposar mis lecturas. Es algo que debería de haber hecho siempre, pero la emoción me cegaba y ¡zas! Os vomitaba mis pensamientos sin orden ni concierto.
Hace un par de días terminé Un mundo amarillo de Albert Espinosa (Director, guionista, actor... polifacético, vamos)
Me gustan las personas como Albert. Con empuje, con ganas, con una visión diferente del mundo. No importa la razón. Me gustan.
También me gusta la filosofía de los amarillos. De esas personas especiales que te cambian la vida. Mientras leía, iban apareciendo algunos de ellos en mi cabeza y me gustaba saber que los tengo.
A ratitos me emocioné, recordé, reí.
Y ahora, lo estáis intuyendo... lo sabéis... Pero. Llegó el «pero».

Hacía mucho tiempo que no leí un libro tan caótico.

En realidad no es como un libro, es como estar hablando con alguien. Salen temas, se exponen, se repiten... Y, a veces, te pierdes.
Una lástima porque la idea es buena. Pero da sensación de prisa. De ansias. De, lo dicho, caos.
Es un libro bruto. Sin pulir. Quizá en ese aspecto se le pueda sacar el lado bueno. Dicen que las piedras más bonitas son las que no están talladas...
Con los libros, es arena de otro costal.

Quizá esperaba demasiado y me he llevado el chasco. ¡¡Pero mantengo lo de mis amarillos!!

Lo mejor: Que existan personas como Albert.
Lo peor: El caos. El desorden y las reiteraciones.
La frase: «Cree en los sueños y se crearán». La frase por la que me compré el libro.

3 comentarios:

Rebeka dijo...

Estoy deseando leerle.

Hoy mismo le encontré con mi chico en una estantería del carrefour...y me acordé de ti!!

No me le compré, no hay dinero!!;-)

La cazadora me la ha comprado hoy, mi mamá...de cuero negra con tachuelas...más rockeraaa!!xD

Pero la mejor cazadora es la que me acompaña siempre...mirando a las estrellas de la noche y a las de mi corazón...

Besos infinitos amiga!!

Mai dijo...

No te lo compres, chiqui.

¡¡Yo quiero foto de la cazadora!!

Besos más luminosos que la M31 ;)

Veritas dijo...

Me ocurrió algo parecido con Albert en Todo lo que podríamos haber sido... Y es que me conquistaron sus palabras, pero su organización y la historia en sí no llego a convencerme en absoluto. Tal vez por eso no me atrevo a seguir leyéndole, por mucho que me atraigan sus letras, sus portadas y sus títulos jejeje.

Besos ^^