4 ene. 2012

PARA QUÉ SIRVE UN PARAGUAS

Para todo menos para la lluvia.
¿No me crees? Te lo explicaré.
Un paraguas sirve para cantar y bailar. También sirve para salir volando por los tejados de Londres, París, Praga... y cualquier rincón del mundo.
Un paraguas sirve para desafiar a la mala suerte (y a la buena) Sirve para perderlo, para que te lo roben, para que te lo devuelvan.
Aunque no me creas, sirve para proteger del sol. Sobretodo si viajamos en el tiempo, a las playas de Sorolla.
Un paraguas sirve para cerrar los ojos y soñar.
Los hay amarillos, los hay rojos con lunares (como el de Amelie), los hay negros, los hay divertidos, horteras... el mío es transparente.
Con mi paraguas transparente puedo ver a la gente que corre bajo la lluvia o ver cómo caen los copos de nieve. También puedo ver los rayos.
Un paraguas sirve para detener el tiempo.
La gente con prisa ralentiza su paso. El beso se queda suspendido a unos milímetros. La risa se congela, eterna, divertida, para siempre. El mundo respira.
La lluvia limpia la tierra, la perfuma y nosotros abrimos un paraguas.
La próxima vez que llueva sal a la calle con paraguas. Cuando estés en mitad de una calle abarrotada de gente con prisas, que no es capaz de ver más allá de sus narices... ciérralo y baila. Empápate de la lluvia, ríe.
Sí, te arriesgas a un resfriado, ¿y qué?
La única lluvia que te puede hacer daño es la que provoca la tristeza. Cuando ese temporal te amenace, mi paraguas transparente es sólo tuyo. Está hecho de risas, de sueños y de tiritas para corazones rotos.
Un paraguas sirve para muchas cosas. Tú, ¿para qué lo usas?


Imagen: Una de tantas en la red...

2 comentarios:

Rebeka dijo...

Un paraguas sirve para imaginarlo y que todo lo malo resbale por su tela cayendo al suelo sin empapar el corazón...

No suelo llevar paraguas, otros lo llevan y yo me refugio.

Cuando voy sola prefiero taparme con el gorro de la sudadera...me agobian los paraguas, los choques fortuitos con la gente que quiere cobijarse bajo los edificios llevando este mágico utensilio...

La lluvia natural no daña, es la que llevamos dentro del alma la que más duele...para esa me guardaré tu paraguas transparente xD

Mil besos...y no me des las gracias por firmar lo hago encantada!!

Veritas dijo...

Yo también lo uso para ocultarme cuando me cruzo con gente a la que prefiero no ver o que no me vean (no siempre estoy tan perfecta como me gustaría :P). Para desafiar a un duelo de espadas a mis primos pequeños y chiscarles con las gotas presionando el automático. Y también para adornar mi atuendo (mis paragüas son monísimos, muy vintage ejeje)

Qué relato tan original ;)

Besotes ^^