21 oct. 2012

FLEETING MOMENT con ESTHER SANZ


Ayer a las 12.30, Esther Sanz debía presentar su saga de El Bosque en el Bibliocafé de Valencia.
Y digo «debía» porque el tiempo se puso puñetero. Aunque, sinceramente, yo no lo echaría toda la culpa al tiempo. En este país caen cuatro gotas y el mundo se detiene...
Pero no nos pongamos políticos.

Esther debía haber llegado a las 12 pero, como ya os he dicho, por problemas meteorológicos, llegó a las 14.00.
Fue una lástima, para mí, porque no me pude quedar a las presentación pero al menos pasé un ratito con ella en el taxi.

¿Y qué decir de ese ratito? Pues que Esther es un solete. Así, con mucha luz y calidez.
A pesar de la lluvia y de lo gris del día, ella llegó y lo llenó de luz. Fue como esa frase de Julio César (en latín): «Veni, vidi, vinci».

Esther llegó, iluminó y se fue.

Hasta la próxima, Esther :) ¡¡Y muchas gracias por el regalito!!

¡Ah! ¡La frase del domingo!

Íbamos en el taxi, hablando de los fallos del tren y Esther dijo: «Bueno, me dio tiempo para...»

Y dijimos a la vez:

«No hay mal que por bien no venga»

Un dicho popular que todos deberíamos de aplicar.


Nota: Esta semana llega con mucho corazón :P

2 comentarios:

Rebeka dijo...

Un momentito que te habrá sabido a gloria.

Dos corazones llenos de luz.

Y tanto que es la semana de los corazones.

Primero Esther y luego Rocío con su corazón junto a los Nikosia.
Que suerte!!!

Ya sabes, disfruta, archiva momentos y fotografía ;-)

Mil besos amiga!

Ana dijo...

Al menos pudiste disfrutar un ratito de su compañía :)

Hay que ver el baso medio lleno, nunca medio vacío ;)