24 dic. 2012

EL ÁRBOL DE LOS DESEOS...

¿Cuánto hace que no escribo? ¡No! No me lo digáis... Es retórica la pregunta.
Supongo que debería haberos avisado pero el tiempo, amigo traicionero -con que facilidad se le echa la culpa...-, no me lo permitió. Exámenes, trabajos, exposiciones...

Pero os he echado mucho de menos. Muchísimo.

Por eso, hoy, además de felicitaros estas fiestas tan señaladas... os voy a hacer un regalo.


Este es el árbol de los deseos.
Se debe escribir el deseo en un papel o en una hoja de árbol (el año pasado lo hicimos así) y atar nuestro deseo a sus ramas -mágicas, lógicamente-.
Os invito a que compartáis ese sueño, ese deseo escondido y... si se puede, haré lo que esté en mi mano por cumplirlo.
¡No pueden ser deseos materiales!

Aprovecho el día de hoy para formular mi deseo:

«Que todos vuestros sueños se hagan realidad. Por muy difíciles que sean, por muchos obstáculos que encontréis en el camino... deseo que siempre halléis una mano amiga que os guíe, fuerzas para levantaros y el viento suficiente para alzar vuestro vuelo.»

Gracias por acompañarme día a día.

Mil besos, cazadores ;)

3 comentarios:

Rebeka dijo...

Mucho, mucho amor, amistad verdadera y toneladas de sonrisas. Ese es mi deseo. Que no nos falten!!

Un abrazo gigantesco amiga, gracias por este árbol!Te quiero!

Ana dijo...

Es una idea preciosa lo del árbol de los deseos.

¡Felices fiestas!
Yo con felicidad y salud para mis seres queridos me conformo ^^

Besos.

Alba Úriz dijo...

Te leo tardísimo porque yo también llevo días desaparecida, pero bueno, para desear cosas buenas y bonitas nunca pasa el tiempo, jeje.

¡Besos!