25 feb. 2013

SECRETOS FOTOGÉNICOS

Aquí estoy yo en un descanso de un rodaje.

Después de una tarde de risas y relax (me lo merecía después de dos semanas de locura) en el foro, he decidido contaros un par de secretillos.
No, esta vez no serán literarios.
Esta vez son fotográficos... bueno, más bien, fotogénicos.

A mi abuela no le gustaba que le hicieran fotos. A mi madre tampoco le gusta. Vaya, empiezo a creer que es genético porque a mí tampoco me apasiona. Como a ellas, mucha gente es esquiva al objetivo, algunas lo odian de verdad y unos pocos, sencillamente, les da vergüenza (con lo que salen rígidos)

A todos nos llega el día en que nos toca a ponernos delante de una cámara y nos cuesta horrores salir naturales.

Pues bien, existe una solución. ¿Una? No, en realidad, unas cuantas.

1. Lo mejor es que haya confianza con el fotógrafo. Que os conozcáis. A ver, no que sepa tu talla de bañador pero sí que, por ejemplo, tenga nociones de qué quieres. No es lo mismo una foto de carné, que una foto para la contraportada de una novela.

2. Si estáis nerviosos lo mejor es empezar sentados. Una silla, un taburete, un banco de un parque... Cualquier superficie que os otorgue esa falsa seguridad de que no vais a caer de bruces. (Es falsa porque es una ilusión... sin taburete tampoco os caéis)

Emma Watson. Da igual que esté sentada, de pie o haciendo el pino. Sale preciosa sí o sí.

3. JAMÁS y repito, JAMÁS apoyéis las manos en la cara. Mucha gente tiende a dejar caer las mejillas encima de los puños. ¡¡NO!! En realidad hay que hacer «como si» os apoyarais. Es que sino salen arrugas donde en verdad no hay.

4. No se habla mientras se mastica, NO se habla cuando el fotógrafo tiene el dedo en el disparador. Va en serio. Si queréis decir algo, hacedlo... pero avisad. Y si sois los que hacéis la foto... decid eso de: «¡No hables!».

5. Picado vs contrapicado. En serio, estoy por hacer una plataforma en contra del contrapicado. Que manía. Deforma a las personas. Para los edificios va genial pero para ¿una novia? ¿una modelo? Quien dice «una», dice «un»... No lo entiendo, de verdad. Negaos a hacer contrapicados. En cambio, los picados estilizan y centran la captura en la mirada.

Un picado como Watson manda

6. Música maestro. Es verdad. La música amansa a las fieras y a los retratados también. Elegid el cd en función del tipo de photoshoot. Si es divertido, música que os de vidilla, buen rollo y si no es divertido... también. ¿Habéis visto El hombre de la máscara de hierro? Cuando Leonardo DiCaprio baja las escaleras todo ceremonial, en realidad estaban escuchando heavy metal.

7. En realidad, el único consejo. Cansaos. La primera media hora de una sesión de fotos no sirve para nada. Al cabo de tres horas... vais a salir guapos no, guapísimos. Lo digo por experiencia.

Ángela llevaba cerca de cuatro horas de sesión... 

Hay muchos más consejos pero lo dejamos aquí. No sin antes recordaos que para que una sesión salga bien... tenéis que pasarlo mejor. ¡Disfrutadla!

Me hubiese gustado hacer yo misma las fotos pero no he tenido oportunidad. Las fotografías son de sus autores (y muy bien hechas, por cierto)

Ahora os toca a vosotros. Poneos delante de la cámara, sonreíd y disfrutad. Saldréis guapísimos.

xxx

  


3 comentarios:

Joan Llensa dijo...

Si me haces la sesión tu, me pongo delante!!!!!

Besos

Mai dijo...

Vale. Te tomo la palabra :)

Rebeka dijo...

Lo mismo digo, amiga, me dejo en tus manos, la próxima vez que nos encontremos. ;-)

Me encantan las fotos de Emma, es preciosa.

Soy de las que no está empezando a posar cuando ya quiere salir corriendo...
Y sino que se lo pregunten al fotógrafo que nos hizo el reciente estudio...xD
Estaba muy rigida...no me llego a acomodar nunca!!!;-)Contigo seguro que si!

Besossss