4 jul. 2011

JORDI SIERRA I FABRA

Hoy no voy a hacer una reseña. Hoy os voy a contar una historia.
Había una niña a la que le gustaba leer. Le gustaba mucho; pero no encontraba historias que la capturaran. Sí, habían libros, pero muy pocos. La literatura infantil, por aquel entonces, era un género olvidado. Quizá por eso, aquellos niños, que hoy son mayores, devoran tantos libros. Leen con una ansia voraz.
Por aquel entonces, pasabas de los libros «obligados» a El Señor de los Anillos (¡y a Dios gracias!)

Ahora que lo pienso, quizá por eso me leí quince veces Mujercitas (¡mentira! lo he leído más)

Pero, a pesar de todo, aquí habían unos autores que, contra todo pronóstico, apostaron por la literatura infantil y juvenil; y gracias a ellos, tenemos la estantería llena. Hoy, el homenaje va por Jordi Sierra i Fabra.
Y digo «hoy», porque habrán más días y más autores.

A Jordi lo conocí tarde. De hecho, ya estaba yo en la facultad. Pero más vale tarde que nunca.
El primero en caer fue 97 formas de decir «te quiero». He perdido la cuenta de cuántas veces lo he leído...
Después vinieron Campo de fresas, Rabia, Donde esté mi corazón...

Libros que marcaron un antes y un después en mi manera de ver la literatura. Y de hecho, confieso que alguno de ellos me salvó de la locura.
A veces, cuando más oscuro es el camino, unas páginas pueden convertirse en alas que te impulsan hacia la luz.

Por eso, hoy, quería dedicarle unas líneas a este autor con el que nunca me he podido poner en contacto, con el que nunca me he cruzado en una firma de libros... Porque él, perfectamente, podría haber narrado una parte de mi vida; con la naturalidad, con la ternura y la frescura que respiran todas sus novelas.
Quién sabe, con un poco de suerte, algún día tropieza con este blog o, mejor, conmigo. Entonces le diré que sus palabras me salvaron, me inspiraron, me hicieron reír... como ahora, como siempre.

La mayoría hemos leído sus historias pero, si hay alguien que todavía no se ha sentado para disfrutar de sus novelas... ¿a qué esperas?

¡Feliz lectura!

1 comentario:

Rebeca dijo...

Pues yo no le conocía, así que me apuntaré los titulos que dices, para cuando la lista de mis libros vaya llegando a su fin, investigar...xD

Me ha encantado esto: "A veces, cuando más oscuro es el camino, unas páginas pueden convertirse en alas que te impulsan hacia la luz."

Hoy es un día muy oscuro, y AMOR EN MINUSCULA de Francesc Miralles, ha sido esas alas que me han impulsado hacia la luz... Y me ha hecho darme cuenta de que el amor puede ser capaz de salvarlo todo...

;-)