20 sept. 2011

GUARDAR PARA...

La semana que viene me voy a Mallorca. Sólo voy un fin de semana pero va a ser un quebradero de cabeza hacer la maleta.
De todos es sabido el topicazo de que las mujeres llenamos las maletas de «por si acaso». Creo firmemente que las generalizaciones y los tópicos tienen su parte de razón y yo no voy a ser la excepción. Cuando hago la maleta, la lleno de «por si acaso».
Aunque esta vez lo tengo más difícil. Hago una maleta para dos... y encima ni es maleta. Es mochila.
Encima ahora, con los cambios de temperatura. De día calor, de noche frío.

Pero esta entrada no es para hablaros de mi maleta. Esta entrada es para haceros una confesión.
Como la mayoría sabe, y si no se entera ahora, me gusta la fotografía. Creo que siempre me ha gustado pero nunca me consideré capaz de hacerlo, hasta que me apunté a un curso. Desde ese momento todo cobró un sentido diferente. Incluso subir al metro se hizo distinto, apasionante. Miles de rostros, miles de historias; y yo quería cazarlas todas. Cazar su luz, cazar sus letras.
Mi habitación se convirtió en un juego de luces y sombras, donde todo (TODO) era cazado por mi objetivo.

Entonces me vino a la mente todos esos trastos que un día decides tirar porque lo único que hacen es estorbar y pensé: «Me vendrían genial para una sesión de fotos así y asá».
Unos días después, hablando con mi pri, me dijo que no debíamos de tirar nada. Que debíamos guardarlo porque nos podía servir para...
Huelga decir, mi pri, además de aficionada a la fotografía, ahora hace recreaciones de época y claro, ella lo que guarda son telas para hacerse los vestidos.
Asimismo también me acordé de mi amigo Vi y de su síndrome de Diógenes digital (tiene el ordenador que echa humo). Tampoco es plan de guardarlo TODO, sino de hacer una selección.

Así que un consejo. Nunca sabes qué afición nueva va a aparecer en tu vida... piensa antes de tirar ese sombrero viejo, esa sillita de muñecas, esa taza solitaria de café.
De momento, yo voy a buscar a mis futuros protagonistas de mis fotos:
Si alguien sabe donde encontrar Sylvanian Families que me lo diga, por favor.

Nota: Vaya chorrada de entrada, pero me he propuesto escribir TODOS los días. Caiga quien caiga.

2 comentarios:

Rebeka dijo...

Yo también soy de las que guarda en la maleta un montón de ropa innecesaria, pero creo que después de mi viaje a Escocia, y el retraso de llegada del equipaje, en el próximo viaje, meta lo justo, y la ropa a la que menos cariño tenga xD

Nunca sabemos hasta que punto lo que tenemos alrededor nos puede llegar a inspirar.

Mai dijo...

Eso, eso... ¿sabes que tengo camisetas favoritas? Me da pavor perderlas en los viajes jejeje