19 mar. 2012

PORQUE TE LO CURRASTE

...te lo mereces.

Porque eras un extraño pero hacías reír a mamá.
Porque me has acompañado en los momentos más importantes de mi vida.
Porque te lo curraste, te lo ganaste.

Porque eras el que me empujaba la bici cuando aprendí a llevarla sin ruedecitas.
Porque te sentaste conmigo todas las tardes para que entendiera las matemáticas.
Porque me enseñaste a comer de todo, a comportarme en la mesa, a ser responsable.
Porque te lo curraste, te lo ganaste.

Porque estuviste ahí cuando me operaron.
Porque me acompañaste el día de mi primera comunión.
Porque fuiste tú el que vino a consolarme cuando la abuela se marchó.
Porque te lo curraste, te lo ganaste.

Por haber sido siempre el que me empuja a por mis sueños.
Por todos esos momentos de risas, por esas broncas (bien merecidas).
Por acordarte siempre de mi cumpleaños.
Porque te lo curraste, te lo ganaste.

Por haber peleado por mí.
Por haber apostado por mí.
Por ser ejemplo a seguir.
Por ser el viento que impulsa mis alas.
Por exasperarme.
Por hacerme llorar.
Por hacerme reír.
Por huir, mientras te ríes, de mis besos y mis abrazos.
Por mirarme de una forma que, creo, no merezco.
Por ser maestro.
Por ser cómplice.
Por ser amigo.

Porque te lo curraste, te lo ganaste.
Te ganaste aquel «papá».
Te mereces el «papá».

¡Feliz día, papá!
Te quiero como de aquí a la Luna y volver.

1 comentario:

Rebeka dijo...

Gracias por tus palabras en mi blog Mai, me has hecho llorar ;-)

Oí no hace tanto en la tv, a un donador de semen, decir que padre no es aquel que pone la semilla, sino el que cuida, cría, protege y lo da todo por sus hijos.

A veces la sangre no significa nada.

Ese PADRE al que van dirigidas tus líneas, estará muy orgulloso de tener una hija como tú. Seguro, porque para que tú le quieras de esta forma, tiene que ser una persona buena e inteligente.

Felicitalo de mi parte. Disfrutar de este día juntos amiga, como padre e hija!!

Infinitos besos.

Te quiero mucho.

Beka.

P.D: Amiga, no olvides que soy luz que da calor e ilumina, porque tengo mis propias estrellas que me ayudan a brillar y a ser como soy. Y tú eres una de esas estrellas.