23 abr. 2012

DE SUEÑOS, ROSAS Y DRAGONES

Soy bruja.
A veces buena. Otras mala.
Soy princesa. Guerrera. Rebelde.
Colecciono tiempo, relojes extraordinarios, haikus y nudos gordianos.
Entiendo de mecánica del corazón y soy estudiante de la gramática del amor.
Por suerte, mi corazón no está dormido.
He sido institutriz en un mundo encorsetado. Me he perdido entre las cumbres borrascosas de amores atormentados.
He sido escriba, pícara, doncella y espía.
He tocado el violín, he robado libros y empuñado la espada de la Verdad.
Poseo el cristal de plata y guardo el secreto de la eterna juventud.
Me he sublevado contra la tiranía, los hombres grises y el gran hermano.
He encontrado el cuento número 13 y he salvado del fuego mis ejemplares de Jane Eyre.
Tengo una caja de secretos con fragmentos escritos por Jo March.
Soy inmortal.
Pirata.
Hada.
Y en mi armario guardo mi capa roja.
He amado a Endimión, a Romeo, a Hamlet, Rochester, Darcy... A todos menos a Cullen.
Soy cazadora de palabras.
Alquimista de sueños.
Pertenezco a las últimas princesas. A las de zapatos rojos que con tres toques regresan al hogar. Las que toman té con sombrereros locos y conejos estresados.
Atravieso espejos y con el giratiempo desafío el orden establecido.
Soy la chica del andén.

Si alguna vez me sentí sola, me acompañaste.
Fuiste luz en medio de la oscuridad.
Fuiste la paz en mitad de la tempestad.
Has mitigado las horas de espera.
Has convertido un viaje en metro en una aventura interestelar.
Por cierto, también has permitido que se me enfríe el café.
Me has dado la capacidad de soñar despierta.
Me has regalado el poder absoluto: la palabra.

La palabra.
Capaz de herir, de sanar, de volver loco de atar.
Capaz de enamorar, de emocionar; capaz de hacer llorar, de reír.
De darme lo más sagrado de este mundo (y de los otros existentes)
Estoy loca. Soy libre. Amo sin restricciones. Sonrío.
Estoy viva.

Y todo porque un día me perdí entre las páginas de un libro.

Leer es vivir mil y una vidas en la tuya. Es sentirse «en casa». Es soñar sabiendo que los sueños no mueren al amanecer.

Por eso, a todos: escritores, lectores, editores, libreros, bibliotecarios, correctores, agentes literarios, bloggers, soñadores, cazadores, alquimistas de palabras... ¡Feliz día de San Jorge (o Jordi)! ¡Feliz día del libro!

Besos con letras (muuuuuuuchas)

6 comentarios:

Adriana dijo...

eres realmente apasionante mai! me has matado con lo del número trece... y me identifico con eso de amar sin restricciones y mil cosas más...

eres una amèlie... eres auténtica :)

feliz día de st jordi preciooooosa

abrazoooos rojos!

Mai dijo...

Gracias por tus palabras, Adriana :)

Tú también eres auténtica!

Besos y feliç diada.

Christian Oblivion dijo...

Todo eso nos lo dan los libros, y hace poco fuimos astronautas perdidos en el espacio.

Espero que te vaya bien en Sant Jordi y te regalen muchas rosas y libros, que te los mereces. :)

Nos vemos en la constelación con forma de M/W.

Mai dijo...

Me has arrancado una sonrisa antes de irme a dormir. Muchas gracias, Christian :)

Mil besos.
Te veo en Casiopea :)

Rebeka dijo...

Siento el retraso!!Felicita a cierto George por su santo xD

Y respecto al texto de esta entrada. MARAVILLOSO amiga, me ha encantado por completo. Eres una crac.

Se le tengo que enseñar a Manu a un rato, para que vea lo bien que escribe mi amiga!!

Un beso gigante con muchas letras Mai!!

Beka.

Loving.Paris dijo...

Eres muy grande <3