22 abr. 2013

EL CUADERNO DE AROHA

¡Buenas tardes, cazadores!

¡¡Mañana es nuestro gran día!! Y para celebrarlo (por adelantado) os traigo la reseña de la nueva novela de Francesc Miralles: El cuaderno de Aroha.



Título: El cuaderno de Aroha
Autor: Francesc Miralles
Editorial: Destino
Año: 2013 (de hecho, salió el 11 de este mes)

«Búscame y te encontrarás»

Seamos claros. Soy adicta a este tipo de historias. Sencillas, con su dosis de intriga, sus pinceladas de locura y ese respirar amor en cada letra. 
Y no hablo de amor entre una pareja. Si no de ese amor que sentimos en todo aquello que nos apasiona. Con un libro de Francesc encuentras todo eso entre líneas. Es decir, para mí, es una apuesta segura.

En El cuaderno de Aroha topamos con su sello. La agilidad a la hora de escribir, ese hechizo que hace que pierdas la noción del tiempo; siempre quieres un capítulo más. Y, como no podía ser menos, todas esas reflexiones y frases que le calan hondo al lector. No le dejan indiferente y le sumergen en un mundo donde siempre hay sitio para la esperanza, la luz y un buen beso.

Todo lo que pueda añadir sería redundante y, admito, le restaría valor. Os invito a que os sumerjáis en las palabras de Aroha y en la búsqueda de Josan.

Me despido, no sin antes, haceros una pregunta (no retórica):

¿Nos podemos enamorar de alguien por las palabras que escribe?
¿Os ha pasado alguna vez?

Lo mejor: Esa facilidad de Francesc para absorber al lector y meterlo en todas sus historias. La trama, los personajes... Bueno, que conozco a Muriel (la persona que la inspiró), en persona, también mola :) Este pequeño detalle me hizo adelantarme a la historia jejejeje
La frase: «No esperes grandes acontecimientos. Piensa que la existencia cotidiana es tu verdadera escuela; el resto son actividades extraescolares».
Para poner en práctica: Sólo diré una palabra: Nanowrimo.
Recomendada para: todos los lectores de Francesc, para los ávidos de historias bonitas, para los soñadores, para los que escriben y los que leen.

1 comentario:

Ana Nieto dijo...

Todavía no la he leído, pero me muero por hacerlo. Sé muy bien de lo que hablas, en todos los libros de Francesc me ha ocurrido lo mismo. Dejan huella, a través de la sencillez y de verdades como puños.

Un beso :)